fbpx

Hoy quiero hablaros de algo que he ido ganando con los años y que hoy en día es de vital importancia para que mi productividad y gestión personal ganen enteros, hoy voy a hablaros de la perspectiva, de la imperiosa necesidad de trabajar con perspectiva.

Trabajar con perspectiva es saber decidir, pensar, reflexionar sobre la siguiente acción, significa tener argumentos para enfocar lo siguiente, alinear la elección de nuestras acciones, de nuestras siguientes tareas con nuestros objetivos. Es decir, diferenciar lo verdaderamente importante de lo no importante.

No sirve de nada tener unos objetivos perfectamente definidos si nuestras acciones no están enfocadas hacia ellos. Todos los meses, todas las semanas todos los días tenemos que trabajar con nuestro plan de acción para alcanzar nuestros objetivos delante, tenemos que tenerlos presentes, muy presentes si realmente queremos conseguirlos.

Todos podemos y tenemos la capacidad de saber discernir lo importante de lo no importante, pero muchas veces, en la mayoría de los casos nos dejamos llevar por la sencillez, la seducción de la comodidad y del “no pensar”. ¿Cuántas veces habéis consumidos horas y horas con actividades que nos aportan poco, o muy poco? Seguro que un un porrón de veces, yo al menos.

Si al final de un día reflexionamos y ponemos en una lista todas las actividades que hemos realizado a lo largo del día, alucinaríamos de la cantidad de tareas y microtareas en las que hemos desaprovechado nuestro tiempo y energía.

Tenemos que empezar a ganar perpectiva, a realmente pensar antes de actuar y evitar a toda costa la impulsividad. Sí, ya sé que no es fácil, es cuestión de hábito. Para mí no lo fué y no lo es.

Cuando planificas tu día, piensa cuando elijas una tarea, y antes de asignarla en tu planning diario pregúntate “¿ En realidad esta tarea tendrá impacto en mis objetivos semanales?”.

Por ejemplo puedes planificar tu día, con tus objetivos semanales delante y asociando cada tarea a un objetivo, de esta manera puedes ver si existe relación o no con tus objetivos semanales.

Olvídate!! ¿Estás leyendo esto por que quieres mejorar tu gestión y productividad personal? Pues chico/a, ser productivo implica reflexionar, elegir, valorar con criterio, y centrarse en lo que es realmente importante para ti.

Gestionar mejor tu vida siginifica elegir lo mejor para tí e ignorar el resto, lo que no va tener impacto en tu vida.

Así que, antes de planificar tu día, tu semana tu mes, ten claros tus objetivos, delante si hace falta, pero piensa, decide, y rema hacia ellos en cada uno de tus pasos diarios, semanales y mensuales. Esto es perspectiva.

– José María Villarmea