Transcripción del episodio:

Hoy quiero hablar de TDA y Productividad Personal. El TDA es el trastorno por déficit de atención.

 

El Trastorno por Déficit de Atención sin hiperactividad (TDA), ya sabes, afecta químicamente el cerebro, principalmente reduciendo los niveles de neurotransmisores como la dopamina y la norepinefrina.

 

Estas alteraciones químicas impactan la regulación de la atención, el sistema de recompensa y el funcionamiento del circuito prefrontal, afectando la motivación, la concentración y la planificación.

Estas diferencias químicas pueden influir en la productividad personal, contribuyendo a desafíos como la falta de motivación, la procrastinación y la dificultad para mantener la atención en tareas específicas.

Sé y vivo el cómo afecta el déficit de atención a la productividad personal, en las formaciones o talleres, me encuentro siempre, con adultos diagnosticados de TDA, por eso, hoy quiero centrarme en algunos consejos básicos, pero potentes y probados para mejorar la productividad personal en personas con TDA.

Aquí hay algunos consejos prácticos que pueden ayudar a las personas con Trastorno por Déficit de Atención (TDA) a mejorar su productividad personal.

 

Estos consejos, son consejos que yo mismo he puesto en marcha con personas, adolescentes y adultos a nivel individual. Pero, hay que tener en cuenta que cada persona, es diferente y tiene una configuración única.

 

Vamos allá:

 

Establecer rutinas y horarios:

 

    • Crear rutinas diarias y horarios estructurados puede ayudar a establecer hábitos que faciliten la organización y la planificación de tareas.

Crear una estructura predecible y esto proporciona un marco organizativo que aborda las dificultades asociadas con la planificación, la iniciación de tareas y la gestión del tiempo en personas con TDA.

 

 Dividir tareas en pasos más pequeños:

 

    • Descomponer las tareas en pasos más pequeños y manejables, hace que parezcan menos abrumadoras y facilitan su ejecución. Las hace más abordables.
    • Además, proporciona claridad sobre lo que debe hacerse en cada etapa. Esto ayuda a mantener el enfoque y a evitar distracciones, lo que es especialmente importante el TDA.
    • Además al completar cada paso, la persona experimenta logros incrementales. Este sentido de logro puede ser motivador y aumentar la autoestima, lo que es esencial para mantener la motivación y la productividad.

 

 Utilizar recordatorios y alarmas:

    • Simplemente macroútil para recordar citas, plazos y tareas importantes.

 

 Crear un espacio de trabajo organizado:

    • Mantener un entorno de trabajo limpio y organizado puede reducir distracciones y mejorar la concentración.
    • La relación entre el entorno físico y la productividad mental es un aspecto importante. No vamos a entrar con detalle, pero es un clásico. A veces olvidado, pero un clásico.

 

 Tomar descansos regulares:

    • Programar descansos cortos entre tareas ayuda a mantener la energía y prevenir la fatiga mental.
    • La atención sostenida, o la capacidad de concentrarse en una tarea durante un período prolongado, tiene limitaciones.
    • El cerebro utiliza recursos energéticos específicos para mantener la atención en una tarea. Con el tiempo, estos recursos se agotan, lo que puede dar lugar a la fatiga mental, disminuyendo la eficiencia cognitiva.
    • Descansar entre tareas permite un aumento en el flujo sanguíneo cerebral.
    • El aumento del flujo sanguíneo proporciona al cerebro el oxígeno y los nutrientes necesarios para mantener el rendimiento cognitivo.
    • Además, permite relajar los músculos oculares y reduce la tensión mental asociada con el trabajo continuo.

 

Hasta aquí.

Enviar un mensaje
¿Hablamos?
José María
Hola 👋 Si prefieres hablar conmigo directamente, solo tienes que enviarme un whatsapp.