El poder del objetivo diario en lo alto de tu lista.

Abr 21, 2016 | Blog | 1 Comentario

Hace tiempo que mi lista diaria de tareas ha dejado de ser mi prioridad número 1. En su lugar lo ha ocupado el objetivo del día, esa es mi máxima prioridad. Objetivo del día > mis esfuerzos, foco, energía, y todo lo que quieras, tiene que estar alineado en primer lugar con mi objetivo del día. Primero el objetivo, después del resto.

 

¿Por qué un objetivo diario?

Porque un objetivo es una meta, un avance, un paso más, pero un paso de verdad en y hacia tus prioridades, hacia lo que en realidad importa de verdad. Porque si tienes claro, en mente ese objetivo diario, ganas en foco y en claridad.

Alinear el objetivo

En mi Método Take Action, uno de los pilares es la planificación en embudo. Objetivos anuales, objetivos mensuales, semanales y diarios. Embudo. El objetivo diario tiene que estar alineado con tus objetivos semanales, estos con los mensuales y los mensuales con los anuales. ¿Lo pillas? ¿Si, verdad?

 

El objetivo diario en lo alto de la lista.

En el Método Take Action existen 3 categorías en la lista diaria de tareas:

 

  • TcMI: Tareas con más impacto
  • TpM: Tareas con prioridad media
  • TpL: Tareas con prioridad baja

Pero por encima de todas ellas, siempre en lo alto está:

 

“Goal of the day” > El objetivo del día.

 

¿Por qué me ayuda esto?

Porque no sirve de nada pensar, tener en mente un objetivo a primera hora de la mañana, o el día anterior, si en la primera media hora de la jornada te has olvidado de él. Es lo más fácil del mundo, te lo digo por experiencia. “Te lo dices a ti mismo” y….. pues eso se va con el viento a las primeras de cambio.

Sin embargo, si lo mantienes en la parte superior de la lista, ahí, presidiéndola como prioridad número uno, recordándote que…

“Ei!! no te olvides que estoy yo primero, el resto después”

¿Cuántas veces consultas tu lista de tareas al día? ¿Unas cuantas veces verdad? El revisar tu lista de tareas, tener presente tu objetivo diario y no perderlo de vista, te empuja a focalizarte y no perder el rumbo, el norte de tu día.

Al margen de la lista de tareas, te aconsejo una extensión para Chrome que es fantástica, se llama [Momentum], y a mí me ayuda un montón a no perderse por internet y mantener el foco.

Así que ya sabes: Empieza a trabajar con un objetivo diario y ponlo en lo alto de tu lista de tareas.

 

– José María Villarmea