Los cambios en mi vida en el último año

Oct 12, 2017 | Blog | 4 Comentarios

Cuando hablamos de propósito, de fijar propósitos de vida…. abuuff!! Los vemos lejos, pensamos “eso para los gurús” “ solo unos pocos pueden conseguirlos”. Lo siento, nada más lejos de la realidad. Los que me conocéis más, los que habéis estado en algunas de mis formaciones, sabéis la importancia que le doy a los pensamientos, a la visualización, a la profecía autocumplida. Ver, creer y avanzar.

Lo estoy consiguiendo, voy alineado hacia uno de mis propósitos que es la libertad total de horarios, tener mucho más tiempo libre y por otro lado poder dedicar mucho más tiempo a mi pasión, transformar personas y equipos de trabajo.

Necesitaba liberarme de cargas y sí, digo cargas, no responsabilidades. Cargas que eran como mochilas cargadas de horas y horas para invertir y desgastar el talento de uno.

 

Situación hace un año y medio.

Estaba inmerso y liderando un profundo cambio de modelo de expansión en mundoclases. Un modelo que estuvimos meses trabajando. Gestionaba 3 centros propios con aulas de formación, gestión en colegios, profesores a domicilio… manejábamos al mes, más de 1000 alumnos. Y por suspuesto impartiendo formaciones en productividad y gestión personal por España. Sí, reconozco que no iba en el aire, que no estaba agobiado, no me podía quejar.

Pero no, no era lo que quería, quería libertad, más libertad y para conseguir esa libertad tenía que hacer cambios en mi vida que estuviesen alineados con mi propósito, tenía que trabajar, remar hacia esos cambios para alcanzar lo que quería y poder centrar mi talento y mi energía en lo que verdaderamente importaba para mí

 

Y para ello empecé a diseñar unos cambios.

 

1. Vendí mi 50% de la central de mundoclases

Ni más ni menos, dejé una de mis fuentes de ingresos. Una decisión dura, muy dura y que suponía incertidumbre y sobre todo pena, mucha pena, estaba dejando atrás años de trabajo y de éxito…. pero qué coño!! >> todo se compensaba con lo que me esperaba > más tiempo libre para hacer lo que me dé la gana 😉

Me quedé con 3 centros propios: Ourense, Santiago y Lugo.

El fin de mundoclases como central, para mí, fué el 2 de octubre de 2016. Se acabó. Media mochila de horas ocupadas, de repente > vacía.

 

2. Pivotar los 3 centros hacia un modelo de libertad horaria para todo el equipo.

Así lo hice. Ese curso 2016-2017 sabía que tenía que hacer cambios, cambios orientados a un modelo de negocio flexible y que nos diese al equipo más libertad.

Después de analizar cifras, inversión de recursos humanos y materiales y beneficios… decidí dejar de prestar servicios en aulas de formación, profesores a domicilio y centrar el negocio de la formación en las actividades en los colegios, campamentos y cursos de estrategias de aprendiazaje en los propios centros educativos. Ya estábamos trabajando en estas líneas.

El 30 de junio de 2017 hicimos la mudanza de un centro de 160 metros cuadrados a 45 metros cuadrados … y sin un horario en la puerta. Habíamos pivotado hacia la libertad.

En los centros no hay atención al publico, entre otras cosas por que ya no somos “centros”, el equipo trabaja gran parte del tiempo desde casa y en función de las necesidades.

El equipo ha conseguido trabajar más enfocado, tener más libertad, conciliar mejor la vida personal y laboral y ser más felices.

Cuando antes, el 30% del tiempo lo invertía en el despacho de mundoclases, ahora prácticamente no lo piso, pero tengo una fantástica vista de pájaro con herramientas como Trello y nuestro CRM Simun.

Primer resultado inmediato

En este último año, me he podido centrar mucho más en trans-formar a personas y equipos de trabajo, nunca he tenido tantas formaciones en productividad personal como este curso. Soy feliz aportando valor, transformando, estando días con los equipos de trabajo, me lo paso teta.

La productividad personal ha pasado a ser mi fuente de ingresos principal y en ritmo ascendente. “Ocupa” el 65% de mi tiempo de “trabajo”. !Ojo! Que no tengo jornadas de 8 horas, simplemente tengo jornadas 😉

Segundo resultado inmediato.

Este verano me pegué unas vacaciones de 6 semanas. Esto no quiere decir que haya estado sin tocar nada durante 6 semanas, para nada. Vacaciones para mí son: playa, cero estrés, deporte y trabajo, poco, sin llamadas, ni “urgencias” ni leches, centrado en crear, pero siempre haciendo algo a mi ritmo.

Siempre lo digo, amo mi trabajo, lo amo de verdad, para mí escribir un post, crear un nuevo módulo de formación… no es pico y pala, es creación, motivación, satisfaccion << ¿en serio a esto se le llama trabajo?

Tercer resultado inmediato.

Cada vez tengo más nitidez, más claridad, sé lo que quiero hacer con mi vida, tengo tiempo para PENSAR, repito, TENGO TIEMPO PARA PENSAR.

Ah! Y estoy comenzando 1 nuevo negocio que por supuesto está alineado con mis propósitos.

Sé lo que quiero. Tengo un rumbo.

 

Estos 2 grandes cambios en mi vida supuso una autopista sin límite de velocidad hacia lo que para mí significa la productividad personal: libertad y felicidad. Ahora más que nunca, sé lo que quiero y tengo un rumbo.

 

-José María Villarmea