4 grandes beneficios de trabajar con un consultor en productividad personal codo con codo.

Ene 24, 2017 | Blog | 0 Comentarios

Llevo practicando artes marciales 36 años, nada más y nada menos. Los entrenamientos, en el día a día, son en grupo, siempre, como es normal. Tienes un profesor que explica la técnica, las aplicaciones marciales de la técnica y la estructura de la técnica, la explicación es para para todos, y para todos de igual manera. Enfrente, estás tú, imitando al profesor, visualizando la estructura corporal y autocorrigiéndote. Sinceramente, complicado, no por la autocorrección en sí, sino porque para educar y entrenar tu cuerpo, para que el memorice y aprenda la postura correcta, la sensación interna, externa,que trabajen los grupos musculares necesarios y correctamente… necesitas ser muuuuuuuy constante, persistente y trabajar todos los días con mucho foco en la mejora.

Entonces ¿Lo ves complicado José María?

Perdona. Antes de contestarte, te planteo otra situación.

2 meses antes de una competición, entras en un grupo especial “El grupo de competición” y empiezas a entrenar. Todo cambia, tienes a tu profesor encima, corrigiéndote, con explicaciones personalizadas para mejorar justo lo que necesitas, insistiendo en eso “que te cuesta más”, motivándote, haciendo que creas en tí, reforzándote, con un entrenamiento específico para que, en 2-3 meses, puedas ser mucho mejor y competir con garantias para conseguir el objetivo. En esos entrenamientos, de 2-3 meses, el avance en tu técnica es brutal gracias a ese entrenamiento personalizado.

Ah! casi se me olvida! Te contesto a la pregunta: “No lo veo complicado, lo veo más “costoso”; tiene más garantía de éxito, vas a conseguir más avance y mejores resultados con un entrenador personal” Siempre.

Soy el cofundador de una red nacional de centros educativos. La piedra angula, el cimiento de nuestro método, es la clase particular, personalizada. ¿Más cara? Depende. El precio por hora, en relación a un grupo, sí, en cuanto a resultados, mucho más rentable que las clases en grupo.

Mis cursos de formación en productividad personal y mis servicios de consultor en productividad personal siempre los comienzo con la misma frase:

“¿En serio estás dispuesto a cambiar?”

Si en serio estás dispuesto a cambiar y mejorar tu productividad personal, no lo dudes, ponte manos a la obra desde ya. Tienes 3 posibilidades para ponerte a ello.

 

E

Hacerlo tu solo.

E

Formarte y acudir a programas en grupo.

E

Contratar un consultor en productividad personal.

Las 3 opciones están bien, desde luego. Pero claramente y voy al grano, quiero venderte el enorme potencial que tiene tener un consultor en productividad personal a tu lado cuando te decides a dar el paso para cambiar de verdad tu productividad y gestión personal .

Así que, aquí van 4 grandes beneficios de trabajar con un consultor en productividad personal codo con codo.

01.

Visión y capacidad de análisis.

Un consultor en productividad personal tiene esa “visión” desde una vista de pájaro, por un lado, de tu contexto personal y profesional y por otro de las piezas de tu puzzle que te faltan para ser más eficaz, organizado, llevar una vida personal más plena y conocer la hoja de ruta hacia un trabajo más inteligente. Es decir, sabe lo que tienes, lo que quieres y cómo lo tienes que hacer.

02.

Diseño de un plan de trabajo personalizado.

No basta con tener conocimientos y “soltarlos”, para nada. La magia está en tener conocimientos, conocer al cliente y TRANSFORMAR, no formar. Y esto solo es posible diseñando un plan de actuación individualizado que tenga en cuenta a la persona (su configuración), su contexto real y sus posibilidades.

03.

Caña.

Sí, soy partidario de “dar caña”. Si vas a hacer una inversión y te vas a poner en manos de un consultor, ese consultor en productividad personal es el responsable, en gran medida de tu cambio, y tiene que darlo todo. Hay que hacer un plan de acción entre sesión y sesión y hacer que se cumpla.

04.

Vas a pagar y eso aumenta tu implicación.

Menuda ventaja José María!! No, no te equivoques, la ventaja no es pagar, la ventaja es que tu implicación va a estar por las nubes 😉 Y créeme que esto es así.

Y ahora la pregunta del millón…

¿Cuánto cuestan las consultorías?

Poco, muy poco. Vas a conseguir más tiempo libre, te vas a librar del estrés, vas a disfrutar más de tu familia y vida personal, vas a conocer una forma de trabajar más inteligente y eficaz.

En mi caso, mis Programas de Consultorías Personalizadas, están entre los 900 y 1500 euros, depende de los objetivos que nos marquemos. Las más contratadas están entre 1200 y 1500 euros.

– José María Villarmea

¿Quieres tener más información sobre mis consultorías personalizadas?

Simplemente rellena en el módulo ajustes el campo “URL del boton”

Accede aquí